Si tienes una casa o vivienda  y te gustaría acelerar su proceso de venta e incrementar el precio de salida, hoy te presentamos cómo el home staging me puede ayudar a vender mi casa.

 

¿Qué es el home staging?

Es una técnica que comenzó a emplearse en Estados Unidos y tiene el objetivo de extraer el máximo partido a una vivienda, la cual se pretende vender o alquilar. Al realizar una mejora de su imagen, se vuelve más sencillo conquistar a los posibles inquilinos o compradores. Para decirlo de forma coloquial, es un buen maquillaje que te ayuda a vender la propiedad rápidamente, puesto que hace que su primera impresión sea más atractiva.

Esta técnica está fundamentada en la despersonalización y neutralidad. De esta manera, se puede atraer un rango más amplio de compradores. Se podría decir que es marketing enfocado a la compraventa de inmuebles.

 

¿Cómo el home staging me puede ayudar a vender mi casa?

Los primeros 90 segundos son claves al inicio de una visita, ya que son los que harán que el comprador tome una decisión u otra.

Con el home staging se crean amplios espacios, frescos, organizados, cómodos e iluminados y un agradable ambiente para que ese primer minuto y medio juegue a tu favor. Con esto se pretende que la persona interesada entre en un espacio donde se pueda imaginar viviendo.

Al aplicar esta técnica en una vivienda, suelen ser más las personas interesadas en adquirirla y se incrementa su valor.

Al contrario de lo que puedas pensar, optar por el home staging no supone la necesidad de una amplia reforma. Con sencillos cambios en el mobiliario, la decoración, la presentación del inmueble y la organización del espacio suele ser suficiente.

Como ya te habrás dado cuenta, no hablamos de bajar el precio de la vivienda, sino de usar una estrategia distinta para venderla más rápidamente y con un mayor valor.

 

Técnicas y consejos

El objetivo de esta técnica es preparar la escena para que el cliente, al entrar en la vivienda, perciba las posibilidades que ofrece la propiedad.

No es lo mismo una casa en la ciudad, que puede ser una vivienda habitual; que una vivienda rural, en la que, normalmente, los objetivos son el descanso y la desconexión. Por tanto, la decoración no puede ser la misma.

Si tienes mascotas, no deben encontrarse dentro de la casa durante la visita, ya que esto puede afectar al comprador. Tampoco pongas a la venta un inmueble vacío, dado que hay muchas personas que incapaces de imaginar la distribución sin mobiliario.

Los espacios han de estar ventilados y frescos. Puedes colocar ambientadores suaves o incluso hacer café, puesto que ese olor hace que una casa transmita familiaridad. Los colores luminosos y neutros, como los marrones claros o los grises, son los más idóneos.

Las estancias deben estar despejadas para que las habitaciones den sensación de ligereza, en vez de impresión de agobio. Deben contener los muebles justos. Es mejor retirar los que sobren. La vivienda no debe contener enseres personales, dado que se distrae al comprador y no se puede ver a sí mismo, ya que está viendo la casa de otra persona.

En cuanto al mobiliario, también debe ser neutro y con líneas rectas. Si los muebles están colocados de forma simétrica, dan sensación de orden. El pasillo ha de estar despejado. Si es muy largo, se puede colocar algún cuadro o alguna figura vertical que rompa con esa sensación.

La capacidad de almacenamiento es muy importante para cualquier comprador. Son premisas fundamentales que los armarios estén perfectamente limpios y, en caso de que la vivienda esté habitada, que se encuentren ordenados y cuenten con espacios vacíos.

Es importante cuidar la primera impresión y cada uno de los detalles de la propiedad antes de mostrarla. Por ello, es conveniente realizar una revisión de última hora antes de hacerlo. Son buenos consejos que las papeleras estén vacías y no haya malos olores e incluso se pueden dejar encendidas algunas luces. Algunos de los home stagers te recomiendan poner una suave música para ambientar la visita.

Está claro que el home staging me puede ayudar a vender mi casa. Sólo hay que poner cariño o bien dejar aconsejarte por profesionales para cumplir con los objetivos de cualquier vendedor: Vender tu piso rápidamente

 

¿Qué es lo fundamental del home staging?

Se deben eliminar baldosas rotas, cortinas en mal estado, tapizados antiguos o desconchones en la pared. Estas son cosas que deben desaparecer por completo de una vivienda que se quiere vender o alquilar.

Cada vivienda es única y, en función de la zona, es más apropiado hacer unos cambios u otros, para mejorarla. Limpiar, ordenar, ambientar, despejar los espacios y realizar pequeñas reparaciones son ideas fundamentales para que la venta se realice más rápidamente.

En caso de querer vender o alquilar una vivienda vacía, puedes recurrir a muebles de cartón, para que la vivienda tenga una mejor apariencia. La expresión «menos es más» alcanza su máxima expresión en este contexto, ya que el cliente puede hacerse una imagen de la vivienda con sus propios objetos.

Con estos consejos que te hemos ofrecido sobre como home staging me puede ayudar a vender mi casa esperamos puedas vender rápidamente tu vivienda y obtener el máximo precio posible.

Si quieres que ayudemos en la venta de tu casa, no dudes en contactarnos aquí, estaremos encantados de ayudarte. En Melibero somos especialistas en vender casas.

 

Si te ha gustado, gracias por compartirlo!

imagen

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

Inmobiliaria Online

Nos especializamos en la venta de pisos.

Precio fijo por la gestión, no hay comisiones

Somos los más baratos del mercado

Los más rápidos en vender tu piso

!CUÉNTANOS TU PISO!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Es posible vender un piso que tenga un aval?

Para conocer si se puede vender un piso que se encuentra avalado, primero deberás conocer si el aval cuenta con garantía personal o limitada en sus cláusulas.

Si una persona firma el aval, ella responderá con su patrimonio y con el que pueda comprar en el futuro …

Los 6 errores más comunes al vender una casa

Has de tener muy claras dos cuestiones importantes: el precio y el tiempo que podemos emplear para la venta. Tenemos que tener seguro el precio mínimo al que estamos dispuestos a vender, la cifra de la que no bajaremos si se inicia una negociación. Este será el punto que nos permitirá flexibilidad para recibir ofertas y hacer propuestas.

LIBÉRATE DE TU PISO

 

 

Mejor precio + Menor comisión

 

!TE ESTAMOS ESPERANDO!