Si ya has encontrado comprador para tu piso, habéis llegado a un acuerdo económico y tenéis fecha para ir al notario a firmar, estás de enhorabuena. Pero esta es solo la primera parte, ahora te tocará recopilar una serie de documentos para vender una casa felizmente y sin ningún sobresalto.

A continuación, te hacemos un resumen de la documentación más importante que tendrás que aportar el día de la compra venta y que te hará todo el trámite más sencillo.

 

Título de propiedad

Este el uno de los documentos principales que se deben aportar a la hora de vender un inmueble y que permite acreditar quién es realmente el propietario del mismo y cuáles son los datos exactos que figuran en el Registro de la Propiedad.

Este título no sólo es importante legalmente, también ayuda a crear una mayor confianza en el comprador, ya que le confirma quién es el verdadero dueño de la vivienda y le aleja de la idea de la estafa inmobiliaria.

Este documento es imprescindible para que el notario pueda dar fe de que la información registral que aparece coincide con el inmueble objeto de la transacción.

 

Último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)

Aunque las notarías actualmente tienen acceso a la base de datos de los ayuntamientos donde aparece si este impuesto está liquidado, es conveniente aportar al menos el último recibo.

El IBI es una tasa que debe pagar el dueño del inmueble una vez al año (algunos ayuntamientos lo fraccionan). En el caso de venta de la vivienda, el antiguo propietario seguirá haciéndose cargo del Impuesto de Bienes Inmuebles del año al corriente, aunque la venta se realice antes de finalizar el año.

Es importante saber que el notario le puede exigir al vendedor hasta cinco recibos del IBI anteriores, aunque no es lo habitual.

 

Certificado de Eficiencia Energética

Desde hace unos años es obligatorio, tanto para vender como para alquilar una vivienda, presentar el Certificado de Eficiencia Energética que debe ser elaborado por un técnico competente.

Este documento indica el consumo de energía que tiene el inmueble y lo resume en una etiqueta que puede ir desde la mayor (letra A) a la menor eficiente (letra G). Además, en este certificado se indica las medidas que se han de tomar para que disminuir las emisiones de CO2.

Hay que puntualizar que hay algunos inmuebles que no lo necesitan o en los que el certificado se emite por el edificio en concreto. En ambos casos es necesario aportar la documentación pertinente en el momento de llevar a cabo la venta.

 

Certificado de la Comunidad de Vecinos

Este certificado es otro de los imprescindibles a la hora de vender un inmueble y en él se da fe de que el propietario se encuentra al corriente en el pago de las cuotas de la comunidad, así como de las posibles extras que hayan podido acordar los vecinos en meses anteriores.

Este certificado lo firma el presidente de la comunidad o el administrador asignado por la misma. Es importante que la fecha que aparezca en él esté lo más cercana a la transacción para que no quepa ninguna duda sobre el pago de todas las deudas.

También es conveniente que la comunidad nos facilite el Certificado de Inspección Técnica del Edificio (ITE) si el edificio tiene más de 45 años. Este certificado lo emite un arquitecto y en él se informa del estado de la finca. De igual modo, el vendedor puede aportar los estatutos de la comunidad donde se establecen las normas de la comunidad y sus propietarios.

 

Certificado de deuda pendiente

Si el inmueble que vamos a vender tiene una hipoteca que no se ha pagado aún, tendremos que pedir a nuestra entidad bancaria un certificado de deuda pendiente de la hipoteca.

En dicho documento aparecerá toda la información referente al préstamo hipotecario a la fecha de la venta. De esta manera la parte compradora extenderá un cheque al banco por el importe que quede por pagar en el momento de la compraventa. Así quedará saldada toda deuda y el banco no podrá reclamar nada al nuevo propietario.

Toda esta operación se hace siempre bajo la supervisión del notario.

 

Documento Nacional de Identidad

Puede parecer obvio, pero no es nada raro que los compradores y vendedores se presenten con todos los papeles en orden el día de la compraventa y se olviden del DNI. Sin este documento de identificación no se podrá llevar a cabo la transacción. Al igual que la vivienda debe de estar perfectamente identificada, los firmantes también han de estarlo.

Como ves, los documentos para vender una casa  son importantes y te llevará algún tiempo recopilarlos, así que si tienes un piso en venta te recomendamos que comiences a poner todo en orden para que a la hora de la verdad todo sea más sencillo.

imagen

 

Si te ha gustado, gracias por compartirlo!

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

Inmobiliaria Online

Nos especializamos en la venta de pisos.

Precio fijo por la gestión, no hay comisiones

Somos los más baratos del mercado

Los más rápidos en vender tu piso

!CUÉNTANOS TU PISO!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cómo debe ser la casa perfecta

Son muchos los interesados en la compra de un hogar. La mayoría de las personas no saben cómo conseguirla, incluso llegan a desconocer las claves que se deben tener en cuenta a la hora de comprar la casa perfecta. Por ello, en esta entrada, te aportamos las claves más importantes que debes considerar.

¿Se puede vender una casa heredada?

Si acabas de heredar y quieres saber si es posible vender la casa heredada que has obtenido, podemos darte unos cuantos consejos desde nuestra inmobiliaria. La respuesta a la pregunta planteada es sí, es posible vender una casa que has heredado. Obviamente no es un...

LIBÉRATE DE TU PISO

 

 

Mejor precio + Menor comisión

 

!TE ESTAMOS ESPERANDO!