La movilidad laboral es muy frecuente en estos días. Y también lo es que, con el auge del teletrabajo, cada vez más personas eligen alejarse de las grandes ciudades y buscan casas en zonas donde puedan disfrutar de más espacio y más tranquilidad a precios asequibles.

Si tienes un piso y deseas alquilarlo a trabajadores, debes tener muy presente que la decoración es un punto esencial. Y no importa si se trata de un alquiler temporal o a largo plazo: el estilo cuenta, pero mucho más la funcionalidad.

 

Un aire actual y práctico para un piso de alquiler para jóvenes

Comenzamos por el estilo. En un piso de alquiler para jóvenes trabajadores lo mejor es optar por una decoración minimalista o nórdica, muy de tendencia desde hace algún tiempo. Los conceptos básicos son pocos muebles, colores claros para dar amplitud visual y madera para aportar calidez. Lo importante es que todo sea práctico, cómodo y, por supuesto, resistente.

Además, son estilos con los que es muy fácil conseguir un toque personal con pequeños elementos decorativos: unos cojines, alguna lámina o unos cestos de mimbre conseguirán dar al piso esa sensación de “hogar” que todos necesitamos para sentirnos a gusto.

 

Un espacio para trabajar

Es muy importante que los inquilinos tengan lugares adecuados para trabajar, y no es complicado conseguirlo. Incluso en viviendas de pequeñas dimensiones es factible poner un escritorio en la sala de estar o en los dormitorios.

Una mesa sencilla y un panel de tablero perforado en la pared para poner pequeñas baldas será suficiente. Cuando realmente el espacio es limitado, la solución son las mesas abatibles, apenas ocupan y cumplen perfectamente con su función.

 

Mucha iluminación

La luz es un recurso al que se puede sacar mucho partido, sobre todo, en un piso de alquiler para trabajadores. Una buena iluminación hace las estancias más amplias, cálidas y acogedoras. Pero, sobre todo, favorece la concentración. Así que conviene no escatimar en este apartado, potenciar la iluminación natural y complementarla con buenas luminarias.

 

Una buena elección de colores

Sobre todo cuando se teletrabaja, el color dominante en las estancias tiene un papel esencial. Colores en exceso llamativos pueden interferir en la concentración y generar un cierto nerviosismo, aunque también es cierto que a veces favorecen la creatividad. Lo mejor es no arriesgarse y optar por el blanco y tonos azules o verdes suaves en las paredes.

La nota de color se consigue con los textiles o los complementos. Pueden ser una alfombra, unos cojines, la pantalla de la lámpara de mesa o el estampado de las sillas. El abanico de posibilidades es inmenso.

 

El almacenaje

Conseguir que sea práctico y decorativo no es tan complicado. Aunque el piso de alquiler tenga buenos armarios, a veces son incómodos, especialmente cuando es necesario tener al alcance material de trabajo.

Es entonces cuando entran en juego las estanterías. Son perfectas para vestir paredes desnudas, visualmente son mucho más ligeras que los muebles y, lo que en este caso nos más interesa: sirven para almacenar un montón de cosas y tenerlas siempre al alcance.

En definitiva, de lo que se trata es de crear un espacio confortable y ante todo muy práctico en el que los inquilinos puedan sentirse como en casa sin renunciar a la funcionalidad que necesitan. Y. como ves, decorar un piso de alquiler para jóvenes trabajadores no es tan complicado, basta con fijarse en algunos detalles.

Fuente: habitissimo

 

Si te ha gustado, gracias por compartirlo!

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

Inmobiliaria Online

Nos especializamos en la venta de pisos.

Precio fijo por la gestión, no hay comisiones

Somos los más baratos del mercado

Los más rápidos en vender tu piso

!CUÉNTANOS TU PISO!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Qué dice el recibidor del resto de la vivienda

Qué dice el recibidor del resto de la vivienda

El recibidor es lo primero que vemos al entrar en una casa. Solo con echarle un vistazo, ya podemos intuir cómo será el resto de la vivienda: si es grande o pequeña, si es luminosa, si ha sido reformada o decorada con gusto o cuál es su estado de conservación. Por eso, si tienes una casa o un piso que deseas vender, es importante que lo cuides. El recibidor es el que va a aportar esa primera impresión tan importante

¿Merece la pena reformar una vivienda antes de venderla?

¿Merece la pena reformar una vivienda antes de venderla?

Esta es una pregunta que muchos propietarios se hacen antes de sacar su casa al mercado inmobiliario. A priori, puede dar la impresión de que reformar la vivienda es una inversión innecesaria, pero realmente no lo es, mucho más teniendo en cuenta que es posible hacer reformas sin obras, por muy poco dinero y que permitirán cambiar radicalmente la imagen del inmueble.

Decorar para vender

Decorar para vender

El aspecto de una vivienda es fundamental si lo que queremos es no solo venderla rápido, sino también al mejor precio. Esa primera impresión puede inclinar la balanza a nuestro favor si sabemos jugar bien las cartas, en este caso, las que tienen que ver con la decoración. En líneas generales, es importante tener en cuenta que no todo vale, que se trata de seducir al mayor número de personas y

5 razones para comprar una vivienda a reformar

5 razones para comprar una vivienda a reformar

¿Vivienda de segunda mano para entrar a vivir o para reformar? Sin duda, esa es la pregunta que muchos se hacen antes de lanzarse a la búsqueda de un nuevo hogar. Evidentemente, cualquiera de las dos opciones tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Vamos a centrarnos en la segunda posibilidad, las de casas que necesitan una reforma. ¿Por qué elegir esta opción?

LIBÉRATE DE TU PISO

 

 

Mejor precio + Menor comisión

 

!TE ESTAMOS ESPERANDO!