¿Vivienda de segunda mano para entrar a vivir o para reformar? Sin duda, esa es la pregunta que muchos se hacen antes de lanzarse a la búsqueda de un nuevo hogar. Evidentemente, cualquiera de las dos opciones tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Vamos a centrarnos en la segunda posibilidad, las de casas que necesitan una reforma. ¿Por qué elegir esta opción.

 

1- Precio

Sin duda, es la principal razón para decantarse por una vivienda a reformar. Casas con una cierta antigüedad y que no han sufrido reformas pueden ser entre 40.000€ y 60.000€ más baratas que otras que sí tienen mejoras.

¿Pero cuánto puede costar la reforma? Depende de muchos factores, pero hoy en día hay materiales muy económicos que permiten renovar una casa prácticamente sin obras y a un coste asumible. Incluso una reforma integral bien planificada se puede realizar sin invertir todo ese dinero que se ha ahorrado en la compra.

 

2- Cambiar la distribución

Otra de las ventajas de comprar una casa a reformar es que no vamos a tener ningún reparo en tirar tabiques para modificar los espacios y diseñar una nueva distribución a nuestro gusto o adaptada a nuestras necesidades.

Este aspecto es mucho más importante cuando se trata de pisos pequeños. Los espacios abiertos son tendencia, cierto, pero no hay que olvidar tampoco que tirando tabiques se gana un espacio precioso.

 

3- Elegir estilo y decoración

Cuando se compra un piso ya reformado es difícil que todo, absolutamente todo, esté a nuestro gusto. Al final siempre se acaba haciendo alguna reforma que supone un sobrecoste. Puede ser simplemente una mano de pintura, unos grifos, unas puertas de armario nuevas o una ducha en lugar de bañera en uno de los baños.

Con un piso a reformar eso no ocurre, tenemos total libertad para diseñar la casa a nuestro antojo: puertas, azulejos, suelos… ¿El resultado? Un hogar diseñado a nuestra medida en todos los aspectos.

 

4- Renovación por fuera y por dentro

En una vivienda importa tanto lo que se ve como lo que está oculto, es decir, las instalaciones básicas. Aunque su aspecto por fuera sea impoluto, esta parte que permanece escondida puede no estarlo tanto. Eso significa que cabe la posibilidad de que en un tiempo no muy lejano sea necesario renovar la instalación eléctrica o picar suelos y paredes para cambiar tuberías.

Al elegir una vivienda para reformar evitamos ese riesgo, ya que cualquier obra de mejora que hagamos incluirá la renovación de esas instalaciones.

 

5- Mayor eficiencia

Otra de las ventajas de tener que realizar una reforma integral es que, además de cambios estéticos, de instalaciones o de distribución, también se puede aprovechar para mejorar la eficiencia energética. Con un buen aislamiento y un sistema de calefacción e iluminación eficientes, las facturas de luz y gas se van a rebajar notablemente, y eso es una buena forma de ahorrar.

Estas son cinco razones para decantarse por una casa que podamos reformar a nuestro gusto. Pero siempre hay que ser precavido y comprobar que no hay daños estructurales ni en la vivienda ni en el edificio. En ese caso, las reformas sí pueden salir muy caras.

 

Fuente: habitissimo

 

Si te ha gustado, gracias por compartirlo!

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

VENDEMOS TU PISO SIN COMISIONES

Inmobiliaria Online

Nos especializamos en la venta de pisos.

Precio fijo por la gestión, no hay comisiones

Somos los más baratos del mercado

Los más rápidos en vender tu piso

!CUÉNTANOS TU PISO!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Decorar para vender

Decorar para vender

El aspecto de una vivienda es fundamental si lo que queremos es no solo venderla rápido, sino también al mejor precio. Esa primera impresión puede inclinar la balanza a nuestro favor si sabemos jugar bien las cartas, en este caso, las que tienen que ver con la decoración. En líneas generales, es importante tener en cuenta que no todo vale, que se trata de seducir al mayor número de personas y

LIBÉRATE DE TU PISO

 

 

Mejor precio + Menor comisión

 

!TE ESTAMOS ESPERANDO!